¿Cómo conservar a sus clientes y atraer nuevos?

Esa es la pregunta que muchas empresas se hacen. En el proceso para encontrar la respuesta a ese interrogante cometen errores, el más común es hacer rebajas, promociones y descuentos frecuentemente, piensan que esto ayudará a conservar los clientes que ya tienen y atraerá a nuevos.

Esa estrategia, a corto plazo, funciona; pero luego se convierte en un problema porque los clientes no comprarán a precios normales y en el momento en que no haya descuentos frecuentes, las ventas caerán, por eso es importante que su empresa no se acostumbre a ese ejercicio.

Otro consejo útil es adaptar sus productos o servicios a las tendencias, no luche contra ellas, busque la forma en la que pueden beneficiar a su marca, eso sí, no intente ser todo para todas las personas, su empresa tendrá más debilidades que fortalezas y perderá dinero. Cuando la empresa cometa un error, no permita que los empleados se estanquen ahí, resuélvanlo rápido y continúen.

También es necesario que su marca tenga una cualidad que le permita ser de gran importancia para los clientes, que no puedan reemplazar fácilmente y demuestre lo positivo de sus productos o servicios, esto creará confiabilidad hacia sus clientes, factor que tiene gran influencia en que prefieran siempre su marca sobre otras.

Recomendaciones para posicionar su marca

Estamos en una sociedad de consumo, tanto de bienes como de servicios, hay tantas empresas que ofrecen lo mismo que otras que cada vez se hace más complejo posicionar una marca. Sin embargo, no es misión imposible, pero estas claves le servirán de ayuda.

Cree una categoría en la que pueda ser el mejor, pues la marca líder en cualquiera que sea la categoría siempre va a ocupar el primer lugar en la mente de los clientes, por ello dedique tiempo suficiente para poner un nombre a su producto o servicio que pueda convertirse en genérico, hágase la siguiente preguntas ¿en qué quiere que su marca sea la primera? Recuerde que todos se interesan en lo nuevo no en lo mejorado.

No intente que su empresa sea para todo tipo de clientes y cuente con muchos productos, esto solo llevará a una pérdida de dinero
Foto: patagoniacreative.com

El posicionamiento de una marca está estrechamente relacionado con la recordación en la mente de las personas, las cuales es imposible cambiar, por eso piense ¿qué es más sencillo de recordar? Y qué percepción quiere que transmita su marca en los clientes? Recuerde que los clientes, sean potenciales o fijos, deciden con base en las recomendaciones y puntos de vista de otros.

Otra clave fundamental es buscar un concepto o palabra y enfóquese en ella, preferiblemente corta, que sea tan fuerte que al momento de que el cliente piense en su marca, haga una asociación con esa palabra, evite caer en el error que varias organizaciones y marcas hacen: intentar adueñarse del concepto de la competencia en la mente de los consumidores, así lo único que logran es reforzar la posición de la competencia.

Así mismo, pregúntese acerca de la participación de su marca en el mercado, es decir, qué posición ocupa en los consumidores, es alta? O baja o ni siquiera parece existir.

Por otro lado, analice la mayor competencia de su marca, identifique en qué es fuerte y presente la suya como alternativa. No intente que su empresa sea para todo tipo de clientes y cuente con muchos productos, esto solo llevará a una pérdida de dinero y al final no hay un punto en el que sea fuerte, a esto se le conoce como extensión de línea y casi nunca arroja buenos resultados.

En conclusión, para un buen posicionamiento de marca, esta debe haber entrado a la mente de los consumidores, enfocarse en un concepto y apoderarse de atributos o características que permita a los clientes, usuarios o consumidores, definirla.