La importancia de la personalización en el Marketing

Actualmente, la personalización en los productos o servicios de las empresas es un reto para su equipo de mercadeo, pues los clientes cada vez más quieren que sus sugerencias y gustos sean tenidas en cuenta a la hora de adquirir un producto o servicio.

En un mercado saturado de productos y mensajes, los consumidores suelen valorar aquello que atiende de manera precisa a sus intereses y satisface eficazmente sus necesidades.

Ahora las marcas deben preocuparse más por ofrecer soluciones específicas y mucho más cercanas a los consumidores. La personalización de los contenidos, del servicio o producto, de la atención que se da en tienda, ha ido en aumento.

Por esto, muchos profesionales del marketing tienen muy en cuenta la personalización a la hora de crear estrategias y campañas. Un estudio elaborado por Monetate y que recoge eMarketer concluye que el 56% de los encuestados aseguran estar en proceso de implementación de la personalización en sus planes mientras que el 28% están comenzando a hacerlo.

 

Nueve de cada diez profesionales del marketing que están implementando la personalización utilizan una plataforma publicitaria para buscar públicos similares, otros, en cambio,  crean relaciones con los consumidores basándose en los datos digitales de los clientes para optimizar las experiencias en las tiendas y algunos hacen uso de la generación de contenidos dinámicos, en los que se facilita y se promueve la participación de los clientes o consumidores.

La personalización puede influir directamente en el aumento de ventas, de clientes y de reconocimiento de la marca. Según un estudio elaborado por OneSpot y Marketing Insider Group, el 59% de los usuarios de internet estadounidenses asegura que el contenido personalizado aumenta su intención de compra.

Un buen marketing implica sostener una relación con los clientes

La creación de relaciones en el largo plazo con los clientes es esencial para cualquier negocio sostenible, por eso ahora se habla de CRM (administración de las relaciones con los clientes), esta nueva figura surge de la unión del marketing de relaciones, el marketing directo y el marketing de bases de datos.

Administrar las relaciones en un plano individual implica muchos costos, es por eso que muchas organizaciones aplican actualmente la CRM, porque así es más sencillo automatizar la adaptación de los servicios a fin de desarrollar relaciones con segmentos o grupos de clientes específicos, por ello se vuelve necesario crear estrategias y planes para que haya una comunicación recíproca entre empresa y cliente.

Que las organizaciones cuenten con herramientas para prestar servicio a un cliente en línea es una de los factores que ayuda a identificar qué quieren y piensan de los productos o servicios, y por qué no, de la marca. Aquí se incluyen las llamadas, el apoyo por chat, las respuestas a preguntas frecuentes, las redes sociales donde el cliente puede enterarse de los movimientos, productos y servicios, etc de la compañía.

Los clientes participan en el CRM de diferentes formas, entre ellas por contribución, esto incluye las visitas al sitio web, el tiempo que pasan en el mismo y las páginas visualizadas, mediante la interacción, es decir aquellos comentarios que hacen en las plataformas de la compañía, aquellos que expresan en el servicio al cliente e influencia (la probabilidad de recomendación, la afinidad con la marca, el contenido enviado a amigos)

Las Interacciones frecuentes  fortalecen la inversión emocional, psicológica o física que un cliente tiene en una marca, por esta razón es importante que haya un diálogo constante por medio de las comunicaciones en línea y fuera de ella (el correo directo o el contacto telefónico).

Hay muchos métodos digitales de comunicación para construir la relación entre la empresa y el cliente, entre ellos  mostrar información específica en el sitio web cuando el cliente inicia sesión y ofrecerle contenidos a través de las redes sociales.